Saint Seiya – Cap. 88

¡LA ESPADA LLAMEANTE! AMBICIÓN HORRIBLE

Alberich es golpeado pero después saca la Espada Llameante y ataca a Seiya. Seiya se defiende pero es distraído por las palabras de Alberich y cae herido al suelo. Alberich aprovecha la oportunidad y ataca a Seiya con su Sellado de Amatista encerrándolo al lado de Marin. Hyoga es el siguiente en llegar y la batalla comienza. Hyoga logra congelar la Espada Llameante pero ésta se descongela fácilmente. Hyoga trata de congelar sus pies.

EMBED VIDEO

EMBED VIDEO


0

Puntos

Valoración: Se El Primero !